Saltar al contenido
Trocanteritis

Remedios caseros para la trocanteritis

Algunos remedios caseros para la trocanteritis

Todos los que buscáis remedios caseros para la trocanteritis dejarme ir un poco más allá y recomendaros remedios caseros que son totalmente aptos para cualquier dolencia en la espalda incluida la que aquí hablamos.

Masajes con alcohol de romero sobre la zona de la dolencia: Este es uno de los remedios caseros mas usados para cualquier dolor de espalda. Para llevarlo a cabo necesitaras:

  • 2 Ramas de romero fresco
  • 1 litro de alcohol
  • 1 frasco para realizar la mezcla.

Una vez dispongas de estos materiales, simplemente mezclas el romero con el litro de alcohol y dejas reposar durante 7 días. Para aplicarlo sería sobre un paño donde has de dar ligeros masajes sobre la zona afectada. Sin duda este lo incluimos como uno de los mejores remedios caseros para la trocanteritis.

Realizar masajes con una esponja sumergida en agua caliente

también es bastante recomendado y puede ser un buen remedio casero para esta dolencia, ya que el calor en la espalda alivia de inmediato algunos dolores de espalda.
Masajear con aceite hiperico la zona afectada por la trocanteritis. Para realizar el aceite hiperico:

  • Botella con flores y brotes de hiperico
  • Aceite

Una vez hayas dejado reposar estos ingredientes por un tiempo de 3 semanas simplemente tienes que emplear esta mezcla justamente en la zona afectada como bien indicamos en el primer punto, con un paño y mediante masajes.

Aceite esencial de espliego. Uno de los remedios caseros para la trocanteritis

También más usados. Tan sólo te tendrás que hacer con este producto que ya se vende hecho y aplicar como siempre encima y con delicadeza de la zona afectada.

Otro remedio casero para la trocanteritis es hervir 2 cucharadas de hojas de salvia en un litro de agua durante 10 minutos para mas tarde retirar, dejar que enfrié y tomarlo 3 veces al día aproximadamente.

Las flores frescas de manzanilla también es un gran remedio para este dolor. Para prepararlo tan sólo deberás introducir dentro de una botella llena de agua flores frescas de manzanilla y un chorrito de aceite de oliva virgen, una vez tapado dejar al sol durante dos semanas para que a continuación lo guardes en la nevera para ser usado cuando sufras la dolencia.